Translate

martes, 15 de enero de 2008

Liberales: Enemigos del Imperio.


Es común escuchar de la boca de los socialistas y demás fundamentalistas, que son la vanguardia en la lucha contra el imperio norteamericano, llaman a los liberales y conservadores “Cachorros del Imperio”, por los conservadores no puedo hablar, pero sí puedo salir a defender la posición liberal.

Nosotros somos los Enemigos de Imperio por el siguiente motivo:

No damos excusa para una intervención armada estadounidense: La defensa del Libre Comercio y Respeto del Estado de Derecho constituyen un gran obstáculo para las pretensiones hegemónicas de los norteamericanos. Proponemos competir antes que pelear, tener relaciones amistosas y fraternas, (es más difícil justificar un golpe al que te dice que te quiere, que al que te odia exacerbadamente). Ese respeto por las instituciones es una garantía para la defensa de la nación. Estados Unidos no tendría el apoyo internacional para emprender una invasión militar en Paraguay como lo hace en Irak y en otros puntos donde las dictaduras se imponen, ya que pelea en defensa de los valores democrático y la libertad, supuestamente.

El mejor ejemplo es Taiwán que con un sistema democrático liberal, no puede ser absorbido por China Comunista, - no tan comunista en lo económico, pero aún si en lo que se refiere en libertades individuales -, cosa que les deja como única salida a los hipócritas de la ONU el no reconocer la soberanía de Taiwán y tampoco lo admitan en el concierto de naciones, por cuestiones económicas obviamente.

Si la lógica socialista es cierta en cuanto a que Estados Unidos es un imperio déspota y tiene miedo a perder el Trono Imperial, sus verdaderos enemigos no están en las selvas de Colombia, ni en el desierto de Irak, ni en las montañas de Afganistán. Los verdaderos enemigos de Estados Unidos se encuentran en las fábricas de la India, Japón, China - en el caso de que cambie su sistema de gobierno -, la Unión Europea, naciones que poseen un sistema económico y político similar al de Estados Unidos.

¡¡¡Imaginen si permitiesen que les compita Latinoamérica!!!. La única formar de competir y no fracasar en el intento es adoptando el mismo sistema que les dio tanto éxito a los “yanquis”, EL CAPITALISMO LIBERAL.

Pero en fin, esa es la razón principal por la que yo me considero un enemigo mucho más peligroso para las intenciones del Imperio y porque no un “Cachorro del Imperio”. Para mí, en este caso, los socialistas sólo son una justificación para que los norteamericanos sigan manteniendo su hegemonía y aterrorizando a nuestras pobres naciones. Todo lo que expuse debería se analizado si nos guiamos por la teoría conspirativa que defienden los socialistas y los “amigos del pueblo”.

1 comentario:

Daniel Duarte dijo...

Me gustó bastante el nuevo enfoque que le diste a la postura tradicional de "servidores del Imperio". Una de las premisas del pensamiento liberal aplicada a la política y economía es precisamente la competencia.